gratiszona

Control de la palabra hablada. Como dominar los nervios

la palabra hablada

prepara unos dias antes un esquema que recoja los aspectos mas relevantes del tema que vas a tratar y desarrollalo. asi, podras estructurar tu interven­cion y matizar cada una de las frases y expresiones que emplea­ras. Al escribir el discurso, ten en cuenta que los terminos concisos son mas efectivos. por tanto, si puedes optar entre dos palabras, una larga y otra corta, elige esta ultima. procura tambien que las frases sean cortas y aprende a utilizar las pausas.

control del tiempo

redacta tu intervencion en fun­cion del tiempo de que dispon­gas para exponerla. por ejemplo, si tienes media hora, prepara material para 20 minutos. con los 10 minutos restantes puedes abrir un turno de preguntas. ade­mas, pidele al moderador, o a un compañero situado en la primera fila, que te haga una señal cuan­do solo te queden cinco minutos para acabar tu tiempo.

ingenio y humor

una observacion ingeniosa sirve para ganar el aprecio del publico. eso si, el humor debe adaptarse a la audiencia y a la ocasion. evita las ocurrencias faciles. Las unicas personas que pueden contar chistes relacionados con idiomas o peculiaridades locales, son precisamente las que perte­necen al grupo satirizado.

la emision de la voz

varia y cambia el volumen y el tono de tu discurso en funcion de lo que estas contando. evita que el volumen de tu voz se apague al final de las frases: es justo el punto en el que las ideas deben alcanzar su mayor enfasis, en lugar de desvanecerse. Cuando estes de pie, adelanta una pier­na, saca el pecho y manten una posicion erguida; tu voz surgira con potencia y sin esfuerzo. Si estas sentado, no te hundas en el asiento. colocate bien derecho y haz llegar tu voz al publico.

domina los nervios

mira a los asistentes cara a cara, la ausencia de contacto visual (mantener la vista en el suelo, en el techo o en los apuntes) es una señal evidente de nerviosismo. Si fijas tus ojos en los de las per­sonas que te escuchan, estas se concentraran en tus palabras y dejaran de prestar atencion a tus posibles errores. evita cualquier forma de movimiento o tic ner­vioso que pueda delatar tu esta­do de animo.

lenguaje corporal

si estas sentado, manten las manos alejadas de la cara y de la boca. La expresion facial debe adecuarse al tema del que estas hablando. Lo importante son las palabras; los movimientos distraen. El orador debe utilizar su lengua, su rostro y su mente, no sus pies, sus brazos o sus dedos.