gratiszona

cubiertos brillantes

Si tus cubiertos han perdido lustre, esto se soluciona facilmente.
Pon en un recipiente una hoja de papel de aluminio, encima de ella los cubiertos y echa agua caliente. Añade medio vaso de bicarbonato y dejalo 15 minutos. Luego saca los cubiertos, frotalos con un paño de algodon y veras que bien se quedan.

Tal vez te interese sobre trucos: