gratiszona

LA BODA MATEMaTICA

Asomaba el sol por el eje de las abscisas, cuando los pacificos habitantes
de Thales se disponian a asistir a la boda entre una mantisa indefinida
pura y un ovalo convergente. Eran los padrinos un integrante de los numeros
complejos y una raiz cuadrada del seno de alfa. Celebrabase la ceremonia en
un templo troncoconico adornado con planos oscilantes. Oficiaba un severo
vector ayudado por dos determinantes.
De pronto, llego el malo armado con la regla de Ruffini y, cogiendo a
phi-phi (la mantisa) por el punto de inflexion, se la llevo a la sombra de
un frondoso vector con intencion de derivarla. Con las medias
proporcionales bajadas y las paralelas abiertas hasta el infinito, veia
phi-phi horrorizada como el factor comun del malo iba tomando valores
crecientes. Y alli quedo la pobre mantisa -que antes era integral-
derivada, permutada y con la matriz cuadrada.
Indignados los asistentes por tan geometrico placer, elevaron al malo a la
enesima potencia y le dejaron caer por el plano mas inclinado. Avergonzado
el pobre ovalo convergente vago por los planos sin limites y acabo
ingresando en un convento de los padres neperianos.
Anterior: amor
Siguiente: bodas