gratiszona

escaqueadores profesionales

Los empleados rinden mas si hay un clima laboral optimo.
Muchas empresas tienen entre sus empleados con alguno de estos expertos en el arte de escurrir el bulto.
Los escaqueadores son personas que aparentan siempre estar ocupadas, hacen lo minimo para no ser descubiertas. Evaden sus responsabilidades, pasan marrones a sus compañeros y siempre encuentran alguna excusa para hacerse participes de los exitos de otros. Muestran una actitud pasiva e indiferente. No se implican, le importa lo mas minimo los clientes, ni la empresa. Evitan las tareas complicadas o que no son de su agrado y siempre consiguen escaquearse para que sea otro el que las atienda.
Sus citas con el medico o dentista siempre son en horario laboral. Sus permisos y bajas por diversas enfermedades leves estan estrategicamente situados para que empalmen con fines de semana, puentes o vacaciones. Siempre les surgen ineludibles compromisos familiares en viernes. Siempre tendra el mejor turno de vacaciones. Estudian meticulosamente el calendario laboral para elegir sus dias de ausencia y conoce con precision todos los premisos laborales recogidos en el Estatuto de los trabajadores. Con o sin excusa no duda en ausentarse de su puesto de trabajo siempre que puede.

Como puede sobrevivir un escaqueador profesional y evitar ser despedido

Normalmente el empleado escaqueador, es una persona sin conciencia y sin escrupulos. No se avergüenza de su comportamiento. Al contrario, siente regocijo al salir airoso de sus incompetencias con mentiras y engaños. Y no duda en echar la culpa de sus errores a los demas. Suele tener una imagen de si mismo de superioridad sobre sus compañeros.
ademas el escaqueador profesional necesita tener como aliados a alguno de sus compañeros de trabajo. Intentara persuadir a sus iguales con menor antigüedad o recien llegados al departamento, para que entren tambien al juego del escaqueo. De ese modo evita que le delaten y podra chantajearles por haberles tapado a ellos alguna vez. Tienen cierta habilidad social, son falsos, pero se ganan el respeto de unos y el miedo de otros. Saben guardar la apariencia y son pelotas. asi consiguen que algun pringado cumplidor, haga el trabajo que ellos no hacen.

Para que un escaqueador eche raices en la empresa, es preciso que coincida con un jefe mediocre y permisivo.

Si el superior no se sabe imponer, el escaqueador pierde totalmente el respeto a la autoridad. Esta sin duda es la pieza clave en el proceso, para que el problema se enquiste o se resuelva cuanto antes.
Si no se pone remedio a tiempo, empleado toxico puede convertirse en una mala influencia para el resto de trabajadores que imitaran su conducta, repercutiendo negativamente en la productividad y resultados de la empresa. O lo que es peor, el clima laboral se deteriorara de tal modo, que surgiran tensiones y conflictos entre los trabajadores del equipo. Algo que ocasionara que los compañeros afectados por el empleado toxico soliciten el traslado o simplemente terminaran marchandose por no aguantar la tension y el estres diario por el conflicto no resuelto.
Lo mas facil en estos casos seria el despido del escaqueador profesional. Sin embargo muchas veces no es posible, porque estas personas terminan ocupando puestos sindicales que les blindan su puesto de trabajo.

Desenmascarar al escaqueador es una tarea complicada

A pesar de que este, pasa horas y horas navegando en internet en la oficina, haciendo llamadas personales desde el telefono de la oficina, tomando cafes o saliendo a fumar cada poco, son habilidosos para dar aparicencia de atareados. Manda emails constantemente y con copia a todo el mundo sobre cosas irrelevantes, siempre que tienen testigos aprovechan para rebufar quejandose del trabajo que tienen, saben guardar las apariencias papel en mano o telefono descolgado, cuando hacen algo por pequeño que sea alardean como si fueran unos heroes.
Los primeros en actuar deben de ser los compañeros del empleado toxico, no dejandose influir negativamente por su conducta y cumpliendo con sus obligaciones. ademas tienen que plantarles cara. No deben dejarse amilanar por el escaqueador e informar a su superior todas las conductas inadecuadas que puedan ser probadas, para que el jefe de equipo tome conciencia del problema.

Normalmente las empresas se ensañan con los debiles y no se atreven con los fuertes o ruidosos.

Un jefe mediocre que tolera al escaqueador, mientras el equipo en su conjunto cumpla con sus objetivos, nunca tomara medidas para atajar el problema, aunque sufra el debil.
Si se consigue franquear la barrera del jefe de equipo, la empresa lo tiene facil para comprobar que efectivamente es un escaqueador profesional. Si su productividad es muy inferior a la de sus compañeros o la media de la empresa, deben de saltar las alarmas. Entonces la empresa debera reunirse con el escaqueador para intentar frenar el problema y que cambie de actitud. Descubierto el escaqueador profesional, su jefe inmediato debera establecer unos objetivos muy concretos, medibles y controlarlos periodicamente con reuniones de seguimiento. Si desde ese momento, el trabajador no corrige su actitud, la empresa podra imponerle las sanciones legales pertinentes pudiendo llegar al despido.
El escaqueador suele ser mas abundante en los niveles inferiores de la organizacion. Y pasa facilmente desapercibido si la coyuntura economica es favorable. Es cierto que estos elementos suelen dar el pego en las entrevistas por su personalidad embaucadora, la entrada de estos personajes en las empresas demuestran fallos en los procesos de seleccion. Pero su coste laboral, puede ser corregido mediante un adecuado control del clima laboral.