gratiszona

niños y hamsters

No todos los niños que quieren tener un hamster estan capacitados para mantenerlo. A unos animales tan pequeños hay que tratarlos con mucho mas cuidado y delicadeza que a un gato o a un perro. Bastan un movimiento en falso al levantarlo o una caida desde lo alto de la mesa para provocarle lesiones capaces de acabar con su vida. En comparacion con su masa corporal, el esqueleto de estos animalitos es muy delicado y propenso a sufrir fracturas. Los hamsters enanos de apenas 60-80 gramos de peso son los mas delicados.
A esto hay que añadir que los niños pequeños son un poco patosos y cogen las cosas con todas sus fuerzas porque aun no han desarrollado la sensibilidad ni la precision necesarias para actuar con mas delicadeza. Y pueden facilmente espachurrar al hamster.

Por que a los niños les gustan tanto los hamsters

Es probable que el motivo sea que su aspecto externo corresponde bastante al esquema de un cuerpo infantil: cabeza grande, una frente relativamente elevada, ojos redondos y prominentes y unas mejillas carnosas y abultadas.
El niño relaciona este aspecto con el de sus hermanitos pequeños, las muñecas o los ositos de peluche.
La piel del hamster es suave y de colores calidos, lo cual invita a acariciarle o abrazarlo.
Pero el hamster no es un juguete, sino un animal vivo al que hay que respetar.
No es recomendable comprarle un hamster a un niño de menos de 8 años. A esta edad se les suele despertar la curiosidad y tienen ganas de descubrir cosas.
Los niños suelen sentir mas curiosidad que los adultos y son mucho mas observadores.
Los son los que explican mas detalladamente al veterinario los sintomas que presenta su animal. Suelen pasarse horas contemplando a sus mascotas y captan cualquier alteracion que estas puedan sufrir, con lo que ahorran al veterinario la mitad del trabajo para establecer el diagnostico.
A los niños siempre hay que razonarles cualquier cosa que tenga que ver con los animales. Es decir, nada de prohibiciones del tipo de "¡Esto no quiero que lo hagas!", sino mas bien expresiones como "Esto no puede hacerse porque ...". Asi, al aprender a cuidar de su hamster, el niño tendra en cuenta las necesidades biologicas de su animalito y empezara a comprender y amar a la naturaleza. A estos niños jamas se les ocurrira coger una mosca o un escarabajo para arrancarles las patas o las alas por pura diversion.
Uno de los detalles mas importantes a la hora de cuidar un hamster es que hay que tener en cuenta que se trata de un animal de costumbres crepusculares y nocturnas y por tanto necesita dormir durante el dia sin que nadie lo moleste.
tambien hay que explicar a los niños porque el hamster no suele entender sus caricias como una señal de cariño y tiende a huir en vez de disfrutarlas.
El hamster se asusta porque no reconoce el olor de la mano y su instinto le advierte de un posible peligro. Reaccionara mejor si antes de tocarlo nos frotamos las manos con la paja de su jaula hasta adquirir su "aroma".
¡Eso si que le da confianza!