gratiszona

obediencia sin correa la llamada

Constituye otro peldaño superior en el adiestramiento y puede combinarse con las disciplinas anteriores. En realidad, deben ejercitarse analogos ejercicios, pero con el perro libre. Durante esta fase, deberan administrarse muchos momentos de expansion, tanto mayores cuanto mas joven sea el animal, combinando estos con una palabra clave que indique al cachorro que es libre para jugar, correr e incluso alejarse un poco.
La llamada es un eslabon crucial en todo el proceso de obediencia e incluso basica para el perfeccionamiento de cualquier tipo de adiestramiento. Supone el paso esencial que ha de unir hombre y perro. La orden de llamada, en el idioma que se elija, ha de ser corta, sonora y foneticamente distinguible de cualquier otra. Precedera siempre al nombre del perro. Por ejemplo: ven, kazan, debera modularse en funcion de la distancia a la que se encuentre el animal y ha de ser ineludiblemente cumplida a la carrera, quedando el can sentado al llegar a su dueño.
El mecanismo de la recompensa es el unico efectivo para estimular el cumplimiento de este ejercicio y ha de combinarse incluso la alabanza con la galleta especial para canes o un bombon de adiestramiento, sin azucar, con sabor agradable para los animales. La desobediencia puede castigarse suavemente mediante una treta psicologica, desentendiendose aparentemente del discolo o, en casos de total indisciplina, mediante un pequeño remojon de agua dirigida a presion por el ayudante del adiestrador. En algunas escuelas se utiliza un collar con dos terminales electricos unidos a un radiotransmisor que puede, a distancia, suministrar una descarga de bajo voltaje. Este sistema, usado sin reiteracion y como ultima solucion, solo debe autorizarse en adiestradores registrados y nunca por los particulares que podrian, aun sin querer, martirizar a su propio perro.
Aunque esta orden de llamada sea cumplida en cualquier ocasion y de forma inmediata, debera ser practicada diariamente varias veces, recompensando siempre la llegada con halagos y caricias.
Anterior: sentado echado en marcha
Siguiente: traida de objetos