gratiszona

eleccion de raza para defensa

Este punto es algo puramente subjetivo y que debe ser asumido por el futuro propietario. Las inclinaciones esteticas y afectivas son fundamentales, si bien, conviene tener en cuenta la disponibilidad de espacio, la posibilidad de satisfacer la necesidad de cada raza en cuanto a ejercicio, alimentacion, higiene, etc.
Supuestos resueltos los impedimentos o condicionantes materiales, siempre habremos de elegir un ejemplar y no una raza. Es evidente la homogeneidad de caracteristicas fisicas y psicologicas que determinadas razas suelen presentar, pero en ese contexto general existen individuos muy diferentes. Es clasica la general aversion al doberman por haber sido exagerada la leyenda negra de la raza, asi como la simpatia por el pastor aleman. Estas actitudes son erroneas pues tan bueno o tan malo puede resultar cualquiera de ellos como un boxer, un gran danes o un airedale terrier y es logico insistir en la actitud personal de cada ejemplar, lo que los adiestradores llaman el caracter. Puede comprobarse que las ilustraciones de este capitulo ha sido preferentemente dedicadas a demostrar la perfeccion en el adiestramiento del doberman. mas que a una pura inclinacion personal, la justificacion grafica de la existencia de ejemplares como el inmortalizado en las imagenes se debe un minimo sentido de equidad en cuanto a la condiciones de determinados perros de guardaria y defensa.
Hay que señalar que cualquier animal de mas de 30 kilo de peso y con las mandibulas de los canes de defensa tipicos puede acabar con la vida de una persona, por lo cual, es necesario educar estos perros en una ferrea disciplina y no tolera que algunos desaprensivos puedan convertirla en peligrosas fieras. El perro de guarderia, atado permanentemente, salvo escasos momentos, no es un animal representativo de su especie; se le ha convertido en un autentico neurotico que ni tiene nada que ver con lo mas bello y lo mas noble de estos preciosos y entrañables animales.
Anterior: desprecio al sexo
Siguiente: exposicion canina