gratiszona

compras y regateo

cambiar dinero

Aunque en marruecos la moneda oficial es el dirham, suelen aceptar euros sin problema.
Para cambiar dirhams es mejor en el aeropuerto de marruecos que en España, porque el cambio que te van a dar es muchisimo mejor.
también hay varias casas de cambio por la calle que les das billetes de euro y te dan dirhams con un cambio muy bueno.
Para pagar directamente con euros a comerciantes marroquies lleva billetes de los más pequeños, para que no tengas problema con el cambio porque casualmente no suelen tener cambio.

horario comercial

El horario comercial de Marrakech es de 9 de la mañana a 9 de la noche, aproximadamente. Hay algunas tiendas que cierran los viernes (pocas) y otras que cierran durante la comida. Si os gustan las compras, tranquilos: en marrakech están deseando vender con un ansia dificil de imaginar, así que lo más que normal es que todo este siempre abierto.
Paseando por sus calles, da la impresion de que en marruecos hay libertad total de comercio sin restriccion alguna: puedes ver a un marroqui colocando su puesto de venta en cualquier sitio de una simple acera y exponiendo sus productos encima de unas simples hojas de papel de periodico sin ningun problema legal. Viendo esto se entiende mejor la actitud de los vendedores manteros en españa: no parecen entender que alguien les ponga trabas a vender en la calle un producto que es suyo.
compras

regateo

El regateo es el deporte nacional en Marruecos. Salvo en restaurantes, lo más que habitual es que no os encontreis ni un precio a la vista y haya que preguntar (y regatear).
Nunca pagueis más de la mitad del precio inicial. Si te dicen que cuesta 100, ofrece 25 para terminar subiendo a 50. Pero no mas.
Si el vendedor no esta dispuesto a bajar el precio (os esta viendo demasiada cara de turista) basta decir que ya no os interesa o querer salir de la tienda para que comience la negociacion con un precio muchisimo más bajo del inicial y que nunca llegasteis a sospechar.
Tampoco hay que preguntar precios de todo sin comprar nada: se ofenden mucho. Aunque todo es teatro.